Review: Aquarion EVOL

El martes me entere que la semana que viene tengo tres exámenes, estúpido calendario que no aviso, o yo que no tengo sentido del tiempo. Y cuando de tiempo se habla, estamos a sábado y me acorde de que mis domingos a la noche eran algo especial, y ahora me abandona Aquarion LOVE AL REVESMy face when… 

El primer aviso para ver Aquarion EVOL es no tomarse en serio nada, pero nada. Una vez tomado en cuenta este pequeñísimo detalle, este anime es pura genialidad. Y cursilada, por supuesto, porque no van a encontrar la desfachatez de Aquarion en ser más ridículos en ningún lado, y eso lo hace tan divertido. Eufemismos sexuales de los más variados, el poder del Moe en su máxima expresión, teorías con donas, Gattais, gatos, la frase “I would rather have my body broken than my heart”una fujoshi, un antagonista homosexual, un extra con una bolsa en la cabeza, un sauna de bananas, desnudarse, otro gato, enterrarse, la frase “Let me fill the hole”, llenar agujeros, el violín de aire que suena y Mechas que funcionan con emociones. Eso es EVOL, básicamente. El primer hijo entre Kawamori y Mari Okada con su cuota de drama, histeria, romance y acción. Y no nos olvidemos de la mejor Yoko, poniéndole onda detrás del piano.

De qué trata: al parecer es una secuela que paso 12.000 años después de los eventos de Sousei no Aquarion, (anime que no tuve la dicha o desgracia, según lo vean, de mirar) y dos chicos que recién se conocen y ya se gustan, Amata Sora y Mikono Suzushiro, se ven envueltos en una pelea de mechas y por obra y gracia del guion que no tengo ganas de explicar, logran el Gattai prohibido entre hombres y mujeres de los Vectores y despiertan al antiguo Aquarion y destruyen a los “malos”. De ahí en más son admitidos en la escuela Charles Xavier para Mutantes y Lindos que tienen un muro de Berlín y combaten contra los habitantes de Altaír, un planeta que está condenado a la inexorable extinción porque no hay mujeres por culpa de Mikage, la celosa.

Como protagonistas principales Amata, que si bien cuando tiene que ponerse la tarea al hombro por lo menos la hace bien y se intenta justificar su actitud con lo mal que la pasa, vive a expensas del peor tipo de mujer: una bitch celosa e inútil, Mikono, que lo único que hace es quejarse, que todo el mundo ama y tiene 0 desarrollo, de hecho es muy obvio que los une el canon y no el amor. El plato fuerte está servido por los personajes secundarios: Andy W. Hole y la adorable MIX, después convertida en MIXY (XY, lol) fueron deliciosos de ver, Cayenne y Shrade despertaron como en Sazanka, mi fujoshi interna. Jin, el freegano que vivía debajo de un puente, traiciono a su patria por el poder moe de Yunoha, la loli invisible. Fudo ZEN explico las metáforas de las batallas más interesantes con un pedazo de berlinesa y chocolate o enterrando a sus alumnos y Crea la Presidenta loli (dato inútil, la voz la hace Sakura Tange, LA Sakura) intentaba descifrar para la confundida (?) audiencia. Heck, desde el profesor androide y la monja hasta los dos operadores fueron más divertidos de ver que los histeriqueos entre Amata y Mikono.

Quiero resaltar el papel de Zessica y Kagura. La primera empezó como una mujer segura, fuerte  y una de mis favoritas que fue cayendo en un espiral de emositura ante el inminente papel de perdedora frente al canon y terminar siendo la despechada que se manda macanas. Ni siquiera en su doble muerte y en el final la pudieron remontar. Fue horrible y por eso te odio Mari Okada, seguí escribiendo la secuela de Ohana. Kagura, el Hugo de Amata que hablaba al revés como el Aquarion, es un caso extraño, al igual que Zessica perdió, pero salió bien parado, más que nada porque hasta el capítulo 25 Bitchkono seguía derritiéndose con su bestial presencia. Y en el tratamiento de estos personajes se puede hacer una analogía en general: la perdida de argumento propiamente dicho en un cuadrilátero amoroso que no iba para cualquier lado y era obvio desde el primer capítulo.

A nadie le interesa pero la animación estuvo muy buena, hermosos diseños de personajes y paisajes tipo Venecia para Vega, el Apocalipsis para Altair,  y se mantuvo así durante 26 episodios, lo que considero un mérito. Yoko Kanno se encargó de la música y se notó enormemente: los instrumentales, los inserts del viejo Aquarion (según me nombro mi amiga Wiki), los Openings y los Endings sonaron bellísimos.

Mejor Capitulo: sin duda el 12 y 13,  Jin y Yunoha en dos capítulos robaron el corazón de todos. Y el de la playa-onsen-bananas

Peor Capitulo: el de los enterrados y Mikono descubriendo su poder que nunca uso.

Nota final: 7.0/10.

No importa lo que digan, lejos la mejor

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anime review y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s